Buscar
  • GIRSU Blog

La crisis del COVID-19 y la Cooperativa de Recuperadores Urbanos de Tandil

No es novedad: estamos viviendo momentos muy difíciles. La situación de excepción que provoca la pandemia tiene consecuencias socioeconómicas inmediatas que, sumadas a la situación previa y a la incertidumbre de lo que vendrá, nos afectan profundamente. En este contexto, no nos cansamos de repetir: necesitamos ser solidarios y cuidar a los más vulnerables.


Tampoco es novedad que, así como el coronavirus tiene grupos de riesgo bien definidos, las crisis socioeconómicas en Argentina no nos afectan a todos por igual. Los sectores populares, que fueron los más afectados en estos últimos años caracterizados por un aumento de la pobreza y el desempleo y una inflación muy alta, son los primeros que sufren de esta profundización aguda de la crisis prexistente. Entre los trabajadores, aquellos pertenecientes a la llamada economía popular, quienes inventaron su propio trabajo para integrarse de algún modo a un sistema que los excluía, son el eslabón más frágil de la cadena productiva.


Los sectores populares, que fueron los más afectados en estos últimos años caracterizados por un aumento de la pobreza y el desempleo y una inflación muy alta, son los primeros que sufren de esta profundización aguda de la crisis prexistente

Es por esto que, desde la Mesa GIRSU, hacemos propio el reclamo que están llevando adelante las cartoneras y los cartoneros de todo el país (incluidos los de Tandil), en su demanda para poder realizar su trabajo. En el contexto actual, su trabajo tiene una doble importancia, porque por un lado permite evitar que se entierren en rellenos sanitarios o basurales a cielo abierto materiales valiosos (ahorrando dinero a los contribuyentes y emisiones de gases de efecto invernadero al ambiente) y, por otro lado, suministran de a las industrias alimenticias, farmacéuticas y de elementos de higiene -cruciales en este momento- los insumos que necesitan para trabajar.


Garantizar que esto se lleve adelante implica la necesidad de coordinar las medidas a nivel nacional, provincial y municipal. Es por esto que la actividad que ellos realizan fue incluía en el primer Decreto presidencial del 19/03/2020 y que, desde el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), se dieron recomendaciones a los municipios para que permitan su trabajo bajo el cumplimiento de ciertas pautas. Sin embargo, son los municipios quienes tienen el rol de implementar y complementar las medidas y recomendaciones nacionales y provinciales.

Es el Municipio de Tandil el que debe implementar y complementar las medidas y recomendaciones nacionales y provinciales

En Tandil, los cartoneros del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), agrupados en la Cooperativa de Recuperadores Urbanos de Tandil, son, como ya lo hemos demostrado, los principales actores del reciclaje. Pero, lamentablemente, sus necesidades están siendo, una vez más, soslayadas por las autoridades municipales.



A diferencia de los Puntos Limpios Municipales, los recuperadores trabajan con comercios y otros generadores que no son los hogares (a los que sí se limitan los Puntos Limpios). Es por esto que trabajar a puertas cerradas les permitiría: 1) que procesen el stock de materiales ya tienen acopiados; 2) continuar trabajando con grandes generadores para mantener un flujo mínimo de trabajo. Es obvio que pueden hacerlo cumpliendo con las medidas de prevención necesarias si reciben un mínimo de apoyo.


Es necesario remarcar que la importancia de los materiales que procesa la Cooperativa para las cadenas productivas mencionadas no es la única razón por la cual los cartoneros solicitan que los habiliten para trabajar en el galpón a puertas cerradas. La principal razón es que los cartoneros, como ocurre en todas las ramas de la economía popular, si no trabajan, no tienen recursos para cubrir sus necesidades básicas.


La principal razón por la que los cartoneros necesitan trabajar es que, si no trabajan, no tienen recursos para cubrir sus necesidades básicas

En menos de un mes se cumplen 2 años de que, desde la Mesa GIRSU, hayamos presentado el proyecto de ordenanza de regulación de los grandes generadores de residuos. El proyecto plantea que todos los grandes generadores de residuos estén obligados a realizar una separación en origen de materiales reciclables y llevarlos a un destino sustentable como es la Cooperativa de Recuperadores Urbanos de Tandil.


En menos de un mes se cumplen 2 años de que, desde la Mesa GIRSU, hayamos presentado el proyecto de ordenanza de regulación de los grandes generadores de residuos

Estos dos años de inacción (sí, dos años!!!) hacen que hoy los cartoneros cuenten con una herramienta menos para afrontar este período tan difícil. Creemos, sin embargo, que el Municipio y el cuerpo legislativo de Tandil tienen en esta crisis una oportunidad para avanzar, ya sin perder más tiempo, en implementar esta norma cuidando a los más vulnerables.

47 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo